Loader

Ataques Homográficos: un golazo inminente para los ciberdelincuentes

No existe la menor duda que Google es esa herramienta que te hace la vida un poco más fácil. Te ayuda a encontrar información académica, laboral, e incluso a solucionar problemas personales y sentimentales. A solo un click, puedes encontrar casi todo.

¿Pero qué pasa cuando ese click se convierte en un tipo de fraude por los cibercriminales? 

La mayoría de nosotros solemos hacer todo tipo de búsquedas en Google. Por su amplio contenido, asertividad y confiabilidad. Una confianza que la plataforma se ha sabido ganar y que lo convierte en uno de los buscadores más utilizados hoy en día por gran parte del mundo.

Incluso, se puede medir esa confianza a un nivel muy alto cuando vemos que muchos de nosotros solamente accedemos a las páginas encontradas en los primeros puestos, ignorando en gran medida al resto de información encontrada que de igual manera puede ser de calidad.

Ese nivel de confianza hace que Google puede convertirse en el punto débil para nosotros y el golazo inminente para los ciberdelincuentes.

Ataque Homográficos

Es un nuevo método que utilizan los cibercriminales para clonar sitios web reconocidos, robar claves e información confidencial y estafar económicamente a quien sea que caiga en sus redes. Por lo general, estos sitios web falsos tienden a estar posicionados en el buscador de Google, permitiendo así que el usuario caiga fácilmente.

¿Cómo funcionan los Ataques Homográficos?

A través de sutiles cambios en la dirección de algún sitio web, los cibercriminales confunden al usuario de manera asertiva logrando que este acceda a un sitio web falso, idéntico al que inicialmente el usuario tenía la intención de alcanzar.

A simple vista las direcciones  falsas pueden engañar fácilmente al usuario demostrando así que ni siquiera el candado o HTTPS es suficiente para determinar la seguridad.

¿Cómo detectar si un sitio web es falso?

En caso tal de que caigamos en alguna de estas mal intencionadas páginas clonadas, estos son algunos factores que debemos tener en cuenta:

  • Verifica que la barra de navegación de tu navegador tenga un certificado digital correspondiente (símbolo de candado en la parte izquierda del sitio web).
  • Detalla la URL que posee la página. Si esta no se identifica con el nombre de la marca que vende o no contiene ninguna relación con el contenido es porque los ciberdelincuentes han intervenido.
  • Verifica que tanto el logo como las imágenes contenidas en la pagina sean de buena calidad, si no lo son, probablemente los ciberdelincuentes la hayan recortado o bajado de la original.
  • Sospecha si muchos de los productos curiosamente se encuentran en descuento.
  • Si a la hora de pagar algún producto se observan varios logos de tarjetas de crédito como método de pago en una misma imagen, sin ningún enlace que verifique qué es cada uno de ellos, no tragues entero y abandona el sitio web.
  • Las tiendas legítimas suelen admitir además de tarjetas otros métodos de pago, si estas opciones no aparecen. ¡Sospecha y Huye!

Los ataques homográficos son un gancho fácil para muchos, es por eso que verificar atentamente que tanto la URL como el contenido de la página sean legítimos, puede evitar que algún tipo de fraude digital se pueda realizar. Igualmente, para impedir caer en definitiva en esta trampa digital evita acceder a los sitios a través de enlaces en correos electrónicos, mensajes sospechosos y acceder a las páginas escribiendo la URL o a través de accesos directos de confianza.

 

Si tiene alguna duda puede consultar por medio de nuestro chat online o contactarnos aquí .

 

Comunicadora Audiovisual. Gestora y creadora de contenidos para Nsit.

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

cinco × 3 =

Back To Top