Loader

BYOD: lo bueno y malo de trabajar con dispositivos personales

La mayoría de nosotros amamos nuestros dispositivos móviles; teléfonos, tabletas y computadores. Son eficaces, indudablemente adaptados a nuestras necesidades y gustos, son fáciles de usar y su movilidad inmediata es evidente. Por algo los compramos ¿no?

Pero, ¿qué tan positivo o negativo podría ser el trasladar y utilizar nuestros propios dispositivos a nuestro lugar de trabajo? Políticas BYOD, la tendencia que va en crecimiento.

BYOD ¿Qué es?

BYOD (Bring your own device) traducido al español como Traiga su propio dispositivo, hace referencia a la política de permitir que los empleados lleven sus dispositivos personales como computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes, a sus lugares de trabajo para utilizarlos dentro de este ambiente, trabajar con ellos, acceder a información privilegiada y a aplicaciones determinadas de una compañía.

Esta tendencia de llevar los propios dispositivos (BYOD) a las empresas como método y uso diario de trabajo, ha incrementado en los últimos años y no tiene indicios de desaparecer. Según encuestas, alrededor del 75% de los empleados en mercados de alto crecimiento como Brasil y Rusia y el 44% y en mercados desarrollados, ya utilizan su propia tecnología en el trabajo.

Pero también, no todos suelen estar en su totalidad a favor. Así lo indica Alexis Dorais-Joncas investigador de seguridad cibernética y líder del equipo de inteligencia de seguridad en ESET:

“Una de las cosas más importantes que deben hacer las empresas es aislar sus redes corporativas de los dispositivos personales que los empleados traen al trabajo. Deben asumir que estos dispositivos se verán comprometidos y se les debe excluir del acceso a la red corporativa”

Pros BYOD

Facilidad, eficiencia y movilidad:

Llevar y utilizar los dispositivos personales en el trabajo hace que sea más fácil para los trabajadores realizar sus tareas. Las aplicaciones móviles, al ser familiares y de confianza, les permite acceder y compartir datos de manera más fluida. Igualmente, los usuarios pueden trabajar en cualquier lugar y momento sin tener que guardar archivos en unidades flash o enviar documentos por correo electrónico de una cuenta a otra.

Productividad:

En muchos casos, los dispositivos otorgados por las compañías a sus empleados suelen estar desactualizados y afectan directamente el desempeño. Por otro lado, los dispositivos propios tienden a ser más actuales y de vanguardia, con actualizaciones y personalizaciones que satisfacen necesidades determinadas. Esto incrementa las probabilidades de dedicar más horas a la semana al trabajo, independientemente de dónde se encuentren los empleados o la hora del día.

Ahorro de costos en algunas áreas:

El uso de dispositivos propios posibilita un ahorro considerable en equipos portables. Las organizaciones que normalmente le proporcionan dispositivos a sus trabajadores en móviles ya no lo necesitarían, y los propios trabajadores requerirían menos recursos de capacitación.

Contras BYOD

Políticas:

Las organizaciones deben invertir en educar a los empleados sobre los riesgos y responsabilidades asociados con el uso de sus dispositivos en el lugar de trabajo. Así como desarrollar las estrategias y políticas necesarias para implementar un programa BYOD.

Infraestructura Corporativa

Los desarrolladores acudirán a los administradores para que ayuden a planificar e implementar aplicaciones en los distintos dispositivos, y los administradores tendrán que asegurarse simultáneamente de que las implementaciones no pongan en riesgo los recursos corporativos.

El equipo de TI también debe estar preparado para la tensión adicional en la infraestructura corporativa de los dispositivos personales que se conectan a sus sistemas internos.

Seguridad

Con el programa BYOD, inevitablemente los empleados almacenan información confidencial de la compañía en sus propios dispositivos lo cual puede generar muchos riesgos de seguridad.

Una empresa tiene menos control sobre los dispositivos que no posee y para el equipo TI es muy difícil decirles a los trabajadores lo que es y no es aceptable en sus propios teléfonos inteligentes y tabletas.

Además, cuando un empleado abandona la empresa, su dispositivo también lo hace, y la organización podría no ser capaz de reclamar datos confidenciales.

Privacidad

TI debe lidiar con las preocupaciones de privacidad de los trabajadores sobre el acceso del empleador a contactos personales, mensajes, correos electrónicos, aplicaciones instaladas y otros datos. Proteger los datos confidenciales de la organización, al mismo tiempo que preservar los derechos de privacidad de los trabajadores puede llegar a ser un desafío muy grande, por no decir un problema muy grande.

Como podemos ver, existen multiples características positivas y negativas en relación con la adopción de políticas BYOD. La comodidad, facilidad, ahorro y productividad se pueden llegar a ver reflejadas tanto en los empleados como en las empresas, pero sino se maneja adecuadamente la seguridad y privacidad de todos los implicados, las consecuencias pueden acarrear problemas como la exposición o perdida de datos confidenciales. En definitiva, un programa bien definido y una fuerza laboral bien educada son las mejores estrategias para garantizar un programa BYOD exitoso.

Una solución que puede ser de gran ayuda para enfrentar este tipo de situaciones es SAFETICA. Si tiene dudas, o desea saber más sobre este tema o producto, puede consultar por medio de nuestro chat online o contactarnos aquí .

Comunicadora Audiovisual. Gestora y creadora de contenidos para Nsit.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

cinco + catorce =

Back To Top